Fav Icon Palma del Río

Palacio Portocarrero

Cuna de la historia de Palma del Río

Información turística

Sobre el Palacio PortoCarrero

El Alcázar Palacio Portocarrero, cuna de la historia de Palma del Río, se presenta como un sorprendente y exclusivo palacio histórico habitado, cuyas raíces se hunden en la época romana. Este crisol de civilizaciones, que abarca lo romano, árabe, judío y cristiano, despliega un auténtico universo en el que convergen arquitectura, arte, historia, naturaleza, costumbres y secretos.

Entre sus elegantes estancias, patios porticados renacentistas y los fascinantes jardines hispano-mudéjares, alberga una impresionante colección de más de 400 cítricos, convirtiéndose en un verdadero “Museo Vivo de la Naranja”.

Información básica

palacio portocarrero
palacio portocarrero

Historia

El Alcázar Palacio Portocarrero, con sus orígenes en la época romana, ha sido testigo de una rica y diversa historia que abarca distintas civilizaciones. Desde los Reyes Católicos hasta la celebración de la boda del Gran Capitán y el nacimiento del Cardenal Portocarrero, este palacio ha sido escenario de eventos históricos significativos. Su arquitectura renacentista, patios porticados y jardines hispano-mudéjares cuentan la historia de Palma del Río a lo largo de los siglos.

El Alcázar Palacio Portocarrero se presenta como una galería viva de la historia y la cultura de Palma del Río. Los patios y estancias de los siglos XV y XVI, decorados con tapices y piezas romanas, transportan a los visitantes a épocas pasadas. El salón moruno dedicado al flamenco, las zonas expositivas de la restauración y la película “El reino de los Cielos”, así como la sala de proyecciones, ofrecen una experiencia inmersiva en la riqueza cultural del palacio.

Galería

Hoy en día, el Alcázar Palacio Portocarrero es visitable todos los días previa cita, permitiendo a los visitantes explorar sus distintos patios y estancias históricas. Además, el espectacular huerto-jardín, que conserva el sistema de riego original, invita a descubrir una asombrosa variedad de cítricos, desde antiguas autóctonas hasta curiosidades de todo el mundo. Este lugar se convierte así en una ventana al pasado, donde la historia, la naturaleza y el arte convergen en una experiencia única en el corazón de Palma del Río.